Testimonios

zdenkaAl principio, cuando me pidieron que escriba cuál había sido el impacto del Kosho Ryu Kenpo en nuestras vidas, debo decir que casi me ví escribiendo un libro, pero me puse a pensar también que la idea no es que se duerman por lo que numeraré sólo algunas cosas maravillosas.

Tenemos dos hijos; Josué de 11 y Lucas de 9 que empezaron su camino por las Artes Marciales hace unos 6 años y un poco más, pero por el Kosho Ryu Kenpo hace unos 2 años, y déjenme decirles que el Kenpo ha marcado una huella más profunda en ellos en ese tiempo.

  • Hemos visto que las enseñanzas impartidas en cada clase por los Senseis, no sólo son técnicas, tienen un mensaje más profundo, haciendo que nuestros hijos sean mejores cada día, como Artistas Marciales, pero sobre todo como personas.
  • A pesar que nosotros no practicamos las Artes Marciales, somo participes de cada clase y hasta ahora recuerdo una frase dicha por el Sensei Rodrigo Terán la primera vez que asistí a una de sus clases (como oyente claro) “En los detalles…está la perfección”… . Es increible la paciencia que estos cuatro maestros (Diego Bagur, Rodrigo Terán, Gabriel Sanchez y Joaquín Roncal) muestran en cada clase repitiéndoles a los alumnos, un poco más aquí, más firme, la respiración es la clave, no hay excusas, etc., realmente sin cansancio y con todas las ganas que sus alumnos puedan captar la belleza de este Arte Marcial y lo que realmente significa ser un Artista Marcial.
  • Hemos tenido la suerte de encontrar un equipo de maestros, que cuando están juntos se vuelven uno sólo, porque tienen sus movimientos, sus enseñanzas y sus reflexiones coordinadas.
  • Nuestros hijos han tenido la oportunidad de participar en un seminario con los Grandes Maestros Mitose del Kosho Ryu Kenpo, que a pesar de no hablar español, se hicieron comprender perfectamente, a su vez tuvieron la oportunidad de compartir con maestros de otros paises, que muy aparte del Kenpo también se interesaron en nuestra cultura, en los alumnos, en sus vidas y en sus familias.
  • Creo que hasta ahora no he dicho nada de mis hijos, pues con todo lo anterior, mis hijos son dos niños que aprenden cada día, que luchan con su yo interior, pero, nos respetan como padres y respetan a sus maestros, en el Kenpo y en todo lugar. Han aprendido a apoyarse y a cuidarse como familia. Son unos excelentes hijos y estudiantes, y sobre todo saben que el Kosho Ryu Kenpo está ahora en sus venas y lo han hecho parte de sus vidas.
  • Podría extenderme mucho más, pero no quiero cansarlos, más bien quiero agradecerles.
Zdenka Illijic, Madre de dos practicantes.

josue-davilaEl Kenpo me ayudo a mi y a mi hermano siendo mas tranquilos, educados, comprensivos y responsables.

Gracias al Kosho Ryu Kenpo soy una mejor persona.

Josué Dávila, Practicante