Quienes Somos?

Kosho Ryu es el estilo raíz de todos los estilos de Kenpo existentes hoy en día; su enseñanza era reservada únicamente a los descendientes sanguíneos de un antiguo clan familiar samurái japonés (Yoshida). Sin embargo desde hace ya unas décadas, el 21º descendiente James Masayoshi Mitose, transmitió este estilo de artes marciales por primera vez a quienes no eran miembros del Clan Familiar.

A diferencia de los múltiples sistemas de combate y deportes de contacto existentes hoy en día, Kosho Ryu Kenpo transmite el auténtico sentido de las Artes Marciales y la defensa personal, que se resume en la formación de un individuo con altísimos valores, educación y ética, que a través del vehículo físico lucha contra sí mismo tratando de superar sus miedos, ego y negatividades, llegando a ser un elemento valioso para la sociedad en general.

Nuestro Dojo “Tatakau Seishin” (Espíritu Guerrero), fundado en el año 2011 es reconocido a nivel mundial por el mismísimo 22º descendiente Soke Thomas Barro Mitose (10mo Dan), está dedicado a la enseñanza y difusión del auténtico Kosho Ryu Kenpo de la Familia Mitose, a través de una enseñanza tradicional que tiene por objetivo el desarrollo integral del practicante a nivel espiritual, físico y mental.

Hoy en día, guiados por los descendientes de este antiguo linaje, los maestros del Dojo Tatakau Seishin, enseñan este estilo en su forma más pura.                        

 

MISIÓN:

Contribuir en la formación integral de los practicantes mediante un enfoque de salud y actividad física. Responder a las inquietudes y necesidades que permitan al practicante un mejor desarrollo dentro de su entorno social, familiar, escolar, universitario, laboral, etc.

 

VISIÓN:

Fomentar un espíritu de bienestar, salud y calidad de vida, la no violencia, la paz y el amor a toda forma de vida. Fomentar la superación personal en todos los ordenes de la vida.

Formar personas de excelencia, personas de bien con la ayuda de la actividad física, el deporte y/o las artes marciales. Para con los niños, colaborar con la educación de la casa educando en valores.

 

OBJETIVOS:

–          Inspirar a nuestros practicantes con un dinámico espíritu deportivo, de concientización de la salud física y mental.

–          Compartir con ellos las técnicas del o los deportes que elijan aprender.

–          Desarrollar y/o perfeccionar las habilidades psicomotrices y acondicionar el cuerpo, así como prevenir enfermedades y mejorar el funcionamiento de los sistemas cardíaco y respiratorio.

–          Repetir nuestras metas primarias diariamente, para que nuestros alumnos puedan absorber firmemente nuestro espíritu.

–          Desarrollar una estructura positiva (especialmente con los practicantes más jóvenes). Creemos que es necesario para ellos  hacer una promesa para formar su carácter.

–          Inculcar los valores que firmemente son la base de nuestra escuela.

 

VALORES:

–          Confianza

–          Calidad

–          Progreso

–          Respeto

–          Compromiso

–          Trabajo en equipo

–          Responsabilidad social

–          Disciplina

–          Comunicación

–          Integridad

–          Transparencia

–          Compañerismo

–          Honradez

–          Sinceridad

 

METAS Y VICTORIA PERSONAL:

 

–          Construir cuerpos y mentes sanas.

 

Dijo un filosofo “..no podemos ahorrar tiempo… sólo usamos el tiempo.. y debemos elegir cómo usarlo prudentemente. La forma en que usamos nuestro tiempo determina el curso de nuestras vidas.”

El establecer metas y el logro subsecuente de éstas gira alrededor del tiempo… y la administración del tiempo.

Cuando nos ponemos una meta, es imperativo que también nos pongamos un tiempo específico para su cumplimiento. De otra forma, se convertirá en uno de esos objetivos que nunca se logra, uno de esos que  alcanzarás “algún día”.

 

El deseo es la clave para la motivación, pero la determinación y compromiso en la búsqueda inexorable de su meta – un compromiso de excelencia – los que le permitirán conseguir el éxito en su búsqueda.